La mordida de lengua

Actualizado: mar 6

Dentro del argot del fumador es común escuchar sobre problemas con “mordida de lengua” o tabacos que “muerden”. La mordedura de lengua es diferente para todos es decir, lo que puede provocar la “mordida de lengua” en una persona, no necesariamente es lo mismo para otra.



¿Qué es la mordida de lengua?

Básicamente, es una quemadura sobre la superficie de la lengua. Hay dos tipos de quemaduras: quemadura por temperatura y quemadura química. Quemadura por temperatura: Esta se da cuando el tabaco es quemado a una rápida velocidad ocasionando que la temperatura del humo producido en la fumada se eleve lo suficiente para quemar la lengua. Quemadura química: Cuando el tabaco hace combustión, los químicos que se desprenden de él pueden quemar la lengua, los carrillos, el piso de la boca, el paladar y la pared de la faringe.


El humo del tabaco contiene miles de sustancias químicas, algunos de los químicos que se encuentran en el humo del tabaco incluyen:

· Nicotina

· Ácido cianhídrico

· Ácidos fenoles (cafeico, clorogénico)

· Sales minerales

· Glúcidos

· Monóxido de carbono

· Óxido de nitrógeno

· Propilenglicol

También está relacionado con el nivel de pH de lo cual por cierto dejo este interesante artículo al respecto. Un tabaco con un alto contenido de azúcares produce humo con pH alcalino el cual puede irritar con facilidad la lengua. Tabacos como el virginia, el izmir, entre otros, tienen un alto contenido de azúcares naturales. Otros, como el cavendish, black cavendish y aromáticos en general, tienen un añadido de azúcares y saborizantes por lo que el humo que estas labores producen es alcalino y son estas labores las que con más frecuencia producen “mordedura de lengua”. Además de quemar más rápido, puede producir una fumada más caliente con un humo sumamente irritante para la boca.

El alcohol y las bebidas carbonatadas pueden empeorarlo. Esto se debe a que estas bebidas devoran la capa protectora de la boca y exageran la quemadura.

Nuestro cuerpo nos ayuda a proteger nuestra boca a través de la saliva que genera. La saliva (mucosa bucal) se clasifica en tres áreas generales, denominadas limitante, masticatoria y especializada.


Mucosa (saliva) limitante: Es delgada y se encuentra en los labios, carrillos, piso de la boca, superficie inferior de la lengua y paladar blando. Mucosa (saliva) masticatoria: Se encuentra en la encía y en el paladar duro. Mucosa (saliva) especializada: Está presente en el dorso de la lengua y muestra las papilas linguales y los corpúsculos gustatorios.

La boca, al igual que el resto de nuestro cuerpo, necesita estar constantemente hidratada. Si se fuma una labor que reseque la boca, en realidad lo que sucede es que estamos deshidratando tanto la boca como nuestro cuerpo. Al ser la boca la que está en contacto directo con aquello que nos está deshidratando, ella recibe el mayor daño (aparentemente). De ahí que sea primordial mantener nuestra boca humectada todo el tiempo durante la fumada.

Es muy importante tener en cuenta que algunas labores resecan la boca más que otras. Esto depende de cada paladar, ya que no todos reaccionan de la misma forma ante una misma labor y no todos los paladares tienen el mismo pH al igual que las bebidas con las que maridamos nuestras fumadas.

Generalmente llegamos a la conclusión de que la mordedura de lengua es causada por fumar demasiado rápido. Si bien esto es cierto, no es la única causa. Hay ciertas labores de tabaco que afectan a algunas personas pero no a otras. Beber algo con ácido cítrico o, simplemente, cepillarse los dientes pude ayudar a aliviar un poco el ardor de lengua. Siempre habrá labores que morderán la lengua. Si una labor te muerde la lengua, tómate un descanso de la pipa, el ardor no desaparecerá si simplemente cambiamos de labor.


En conclusión, mantener nuestra boca humectada durante la fumada, un pH equilibrado y un ritmo que nos permita disminuir la temperatura con la que llega el humo a nuestra lengua, nos ayudará a prevenir una quemadura (mordida de lengua). Sin embargo, no podemos evitar que eventualmente nos suceda.

¡Buenos humos y felices tragos!

Carlos Turrubiartes

Fuente: https://pipasytabaco.es

54 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo