Rememoración III: Jaime Arbós i Tor

Jaime Arbós i Tor nació en S. Hipolit de Voltregá en 1824. Estudió en las escuelas Pías de Barcelona en 1846. Siguió el curso de química aplicada a las artes en las clases sostenidas por la Junta de Comercio de Catalunya. En 1851 estableció en Mataró un laboratorio de productos químicos. Pronto dedicó preferentemente su atención a la fabricación de gas, con el objetivo de hacerlo más económica.

Trajo de Francia el primer motor Lenoir que funcionó en España, y en vista de lo caro que resultaba el consumo de dicho motor , ideó el gasógeno de aspiración. Este consistía en acoplar directamente el motor al aparato productor del gas. La máquina debía consumir una mezcla detonante adicionada de vapor de agua, cuya tensión se agregaba a la de la explosión; por tanto la producción de gas era proporcional a la necesidad del motor.



El gas obtenido en el gasógeno fue aplicado también al alumbrado carburándolo previamente para aumentar el poder lumínico de la llama. Este sistema de alumbrado fue ensayado en Vic, Caldes de Montbui y Tortosa.

Poco después, Arbós construyó aparatitos para poder producir el gas a domicilio. Una vez ordenado sacerdote se encargó de la cátedra de física y química del seminario conciliar de Barcelona. Fue miembro destacado de muchas academias y corporaciones nacionales e internacionales. Murió en Barcelona el 26 de octubre de 1882.


Jaime Arbós merece nuestro recuerdo.


(imagen extraída de https://scbcientifics.iec.cat/es/cientifics/arbos-tor-jaume.html


Pipa memorable

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo