top of page

Restauración de una pipa Castello de 1975

Actualizado: 20 may 2023


Hoy os voy a hablar de una Castello que adquirí y restauré hará un año. Castello es sin duda una de las firmas de pipas italianas con mayor prestigio mundial. Sin embargo, no es un prestigio antiguo como podría ser Charatan o Ben Wade [1,2]. Hasta finalizada la segunda guerra mundial las pipas italianas no gozaban del reconocimiento de las inglesas, o ni siquiera de las francesas, entre los clientes exigentes, pese a que Italia producía y exportaba brezo de muy buena calidad. Ciertamente, existían fabricantes como Savinelli, que empezaron la fabricación de pipas de brezo ya en el siglo XIX [3], pero la calidad de las pipas italianas hasta la segunda mitad del siglo XX no fue suficiente como para poder competir con los fabricantes más prestigiados, en general los británicos.




Carlo Scotti fundó en 1947 “Pipa Castello " en un taller artesanal en Via Fossano, en Cantù [4]. Su objetivo no era otro que producir pipas de alta calidad técnica y estética capaces de competir con las mejores del momento como Dunhill o Charatan. No resultó fácil, no fue hasta la década de los 70s que la marca Castello no fue reconocida por los más exigentes como una marca entre las situadas en la cumbre de la calidad. En buena parte ello fue debido a su relación con Wally Frank quien importó y promocionó la marca Castello en los EEUU [4], mercado con mayor poder adquisitivo y menor nivel de prejuicios tradicionalistas, aún hoy creo que es el principal mercado de las Castello. El taller artesanal de Carlo Scotti empezó produciendo pipas de pequeño tamaño de corte “clásico” que luego ha ido evolucionando a formas más originales y propias de la marca, claramente diferenciadas de las “freehand” nórdicas. En pleno apogeo a finales de los 70s el taller contó con la colaboración de Luigi “Gigi” Radice y Pepino Ascorti, quienes a su vez fueron los fundadores de las marcas Caminetto, Radice y Ascorti en la década de los 70s y principios de los 80s [4].


Pues como os decía, adquirí no hace mucho una pipa Castello Carlo Scotti “sea rock briar” con un rusticado manual precioso, en un estado lamentable, como podéis observar en las fotos. La pipa fue datada sobre 1975 por expertos de la propia marca, a los cuales consulté. Además, me confirmaron que el anillo de plata que lucía no era original, sino que había sido añadido posteriormente, en este caso por motivos estéticos. La pipa presentaba un aculotado excesivo que había causado fracturas en la cazoleta. Esto es bastante corriente debido a que el coeficiente de dilatación del aculotado y la madera son diferentes. El estado general de la pipa era de abandono y poco respeto por la criatura. Eliminé el aculorado por fricción, luego limpié la cazoleta con cloroformo y etanol por dentro y por fuera. Acto seguido, tapé las grietas

masilla adhesiva a base de silicatos con alta tixotropía, especial para el sellado de grietas que

tengan que soportar altas temperaturas. Limpié la boquilla acrílica con isopropanol. Teñí,

entonces, las partes deterioradas de la cazoleta con anilinas al alcohol. Después del encerado y

pulido puede observarse el resultado. Esta pipa fue restaurada hace un año aproximadamente

y se ha fumado ya más de 30 veces sin que haya aparecido fractura alguna. Esta Castello, más

bien pequeña, es una de las más preciadas de mi colección que fuma de maravilla, bueno, el

que fuma de maravilla soy yo con ella.


Luis Vila

REFERENCIAS

1.- https://www.smokingpipes.com/smokingpipesblog/single.cfm/post/historycharatan?

utm_source=Pipedia&utm_medium=banner&utm_campaign=Apr_2023_DR_Artic

-Pipes&utm_id=19939&utm_content=468.60

2.- https://pipedia.org/wiki/Ben_Wade

3.- https://pipedia.org/wiki/Savinelli

4.- https://pipedia.org/wiki/Castello

75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page